inicio / servicios / concurso de acreedores / concurso de acreedores exprés

concurso de acreedores exprés

Protección de datos

Concurso de Acreedores Exprés

La Ley 22/2003, de 9 de Julio, Concursal, prevé en su artículo 176.bis 4, la figura del concurso de acreedores exprés, como herramienta rápida y eficaz para la disolución de empresas carentes de activos realizables suficientes para atender ni siquiera a los créditos generados en el concurso (créditos contra la masa).

En FALCÓN ABOGADOS, como despacho con contrastada experiencia en materia concursal, somos conscientes de las dificultades económicas que pueden atravesar las pequeñas o medianas empresas, que en muchas ocasiones no pueden hacer frente al pago de sus obligaciones de manera generalizada y, por eso, estamos especializados en el asesoramiento y tramitación de concursos de acreedores, con un éxito garantizado en el 100% de los casos.

Tres cuestiones para entender el concurso de acreedores exprés

1. ¿Qué es un concurso de acreedores exprés?

El concurso de acreedores exprés es aquel en el que el Juzgado acuerda la declaración y conclusión simultanea del concurso de acreedores de una compañía por insuficiencia de masa activa (patrimonio) realizable.


2. ¿Quién puede beneficiarse de un concurso de acreedores exprés?

Cualquier empresa, que estando en situación de insolvencia (imposibilidad de cumplimiento regular de las obligaciones), carezca de patrimonio, o de tenerlo su valor realizable sea insuficiente para atender los créditos contra la masa, es decir, que con la liquidación del patrimonio de la compañía se prevea que no van a poder atenderse ni siquiera los gastos propios del concurso.


3. ¿Qué efectos tiene el concurso de acreedores exprés?

El concurso de acreedores exprés despliega los siguientes efectos:

  • El administrador de la empresa evita incumplir con su obligación legal de solicitar el concurso de acreedores, cuando la compañía se encuentra en estado de insolvencia.
  • Se agiliza el procedimiento concursal, produciendo un descongestionamiento del sistema judicial.
  • No se produce el nombramiento de un Administrador Concursal.
  • La empresa se disuelve y extingue de manera inmediata.
  • Facilita el reciclaje de empresarios, no estigmatizándoles para el futuro.

Una vez finalizado el concurso exprés el empresario podrá iniciar una nueva actividad empresarial, sin mayores inconvenientes.